Cómo limpiar la freidora paso a paso y fácil

como limpiar la freidora facil
No es en absoluto saludable ni higiénico tener una freidora sucia, ya que puede repercutir negativamente tanto en nuestro organismo como en la vida útil del electrodoméstico.

Por lo que es muy importante limpiar la freidora con cierta regularidad.

Cuándo limpiar la freidora

Idealmente, y si hacemos uso de la freidora con cierta frecuencia, es cambiar el aceite cada dos o tres usos. Igualmente existen otras señales por las que sabremos que es el momento adecuado para cambiarlo.

Si hay restos de comida en el fondo de la freidora o si el aceite ha pasado de tener su característico color dorado a uno más oscuro, es el momento de limpiar la freidora.

Por supuesto, a la hora de limpiar la freidora debe estar desconectada y el aceite frío.

Limpiar la cubeta de la freidora

Recubrir con papel de periódico o papel absorbente  la superficie donde vayamos a limpiar la freidora para evitar tener que limpiar luego esa superficie.

Retiraremos el aceite usado del interior de la freidora. Para ello puedes usar un embudo y un tarro de cristal, para poder coger la freidora con las dos manos y no derramar aceite. Recuerda llevar el aceite usado a reciclar.

Una vez vacía la cubeta, retira los restos de comida del fondo usando papel de cocina.

En caso de freidoras de cubeta fija y resistencias no extraibles, usa la cara suave de una esponja y jabón para platos para frotar las paredes de la cubeta. Aclara y retira cualquier resto de jabón.

Posteriormente, llena de agua hasta el mínimo y conecta la freidora para hacer hervir el agua. No lavar la freidora directamente bajo el grifo, ya que podríamos estropearla.

Vacía el agua y dejamos secar la freidora.

En caso de ser una freidora con cubeta desmontable y apta para lavavajillas, sigue las instrucciones del fabricante para extraer las resistencias y sacar la cubeta. Sigue los pasos anteriores hasta secar la cubeta.

como limpiar la freidora

Limpiar el cesto de la freidora

Lo mejor para limpiar los restos que puedan quedar pegados en él, lo mejor es introducirlo durante diez minutos en una mezcla de agua tibia y jabón para platos, para luego con un estropajo lavarlo de forma normal en el fregadero.

Si el cesto es apto para lavavajillas, aclara el cesto con agua para así quitar los restos de comida antes de introducirlo.

Para evitar sabores indeseados, es muy importante es el aclarado de los productos que uses para su limpieza.

Limpiar el exterior de la freidora

En el exterior de la freidora también se puede llegar a acumular suciedad y grasa, por lo que también es importante limpiarla por fuera, prestando especial atención a los rincones que presente.

Con un paño húmedo escurrido  productos no abrasivos repasa toda la superficie de la freidora, y seca con un paño o papel absorbente.

No conectes la freidora hasta que no esté todo completamente seco.

Espera hasta el siguiente uso para rellenar la cubeta con aceite limpio.

Friega la tapa

Si la tapa no se puede quitar, pasa un paño húmedo para quitar la suciedad y grasas. Y si la tapadera es extraible, retírala para quitarla con agua y jabón.

Como ves limpiar la freidora no es complicado y con un correcto cuidado, disfrutarás mucho más de tus fritos gracias a una freidora perfectamente limpia y funcional.

Volver a la página principal de freidoras